En el Proseso del abance de la tecnologia la cual esta cada dia llegando a un punto donde el sexo con robots «está a la vuelta de la esquina» no podemos de dejar de imaginarnos como seria este futuro que podria traer como concecuencia el amor entre los robots.

robots-matrimonio_10_670x355

Es asi que según los expertos, también el amor con robots será una realidad mucho antes de lo que pensamos la que daria inicios a las uniones formales y a la practica de sexo entre humanos y robots la cual para el 2050 será muy popular entre humanos. ahora bien para los que hemos escuchado de este tema no podemos dejar de un lado las noticias que decian hace veinte años.

en el garaje de su casa, Matt McMullen —un joven artista de 26 años por aquel entonces— diseñó una muñeca femenina, le hizo fotografías y las colgó en Internet. Alguien que las vio le mandó un email para pedirle un encargo: quería una, pero a tamaño real y con la que pudiera practicar sexo

Desde aquel primer maniquí sexy y asombrosamente realista, que para él era poco más que una broma, McMullen comprobó que existen miles de personas dispuestas a pagar varios miles de dólares para hacerse con una muñeca sexual. Abyss Creation, la empresa que levantó en un polígono industrial de San Marcos (California), ha vendido cerca de 8.000 unidades desde su fundación. Miles de real dolls que no son rasposos trozos de plástico, sino ‘chicas’ de piel de silicona para que su tacto no sea frío, con pecas, maquillaje, pechos de diferentes formas y tamaños a los que nunca afecta la ley de la gravedad y con un esqueleto metálico incorporado que les permite adaptar y mantener todo tipo de posturas. Muy pronto, además, sus clientes podrán tener conversaciones con sus dolls.

z_Yq9b_JE9_CQCWazdevbe_Vrsi_OX7_N

Y no, no nos referimos a ‘hablar solos’ mientras acarician el pelo de ellas, sino a que hoy en dia ya se habla de un nuevo proyecto de McMullen, que cuenta que lanzará al mercado a finales de año, prometerevolucionar el mercado del sexo con no humanos. Su empresa ha trabajado con ingenieros en robótica para desarrollar una inteligencia artificial que integrará en sus dolls, Matt quiere hacer posible que sus ‘chicas’ inertes hablen y recuerden, además de conseguir que puedan pestañear y mover la cabeza y los labios siguiendo las frases que pronuncian.

La innovación abre las puertas a una predicción que David Levy, especialista en Inteligencia Artificial, realizaba recientemente durante el segundo congreso Love and Sex With Robots celebrado en la Goldsmith University de Londres: que en 2050 el sexo con robots será popular, las parejas humano-robot comunes y el matrimonio con robots se aprobará en diferentes partes del mundo, es alli donde se recuerda que en 1997, cuando se comenzaban a vender las real dolls, Matt McMullen acudió al espectáculo televisivo de Howard Stern. Después de prometerle que le fabricaría una muñeca y entregársela, Stern declaró: «¡De las mejores relaciones sexuales que he mantenido en mi vida. Se siente que con una mujer de verdad!».

Ian Pearson, experto en futurología, graduado en Matemáticas aplicadas y Física teórica por la Universidad de Queen en Belfast y una de los personalidades más destacadas de la Sociedad Británica de Computadores, acaba de publicar un informe en el que lanza sus proyecciones en materia de sexualidad y tecnología para las próximas décadas ya que la pornografía en internet quedará relegada a un segundo plano, como las viejas revistas para adultos de tu padre

Según Pearson, nuestros hábitos cambiarán tanto que en los próximos años la actual pornografía, e incluso el sexo entre humanos, quedarán relegados a un segundo plano y los individuos preferirán practicarlo con robots, ya que el sexo virtual, a través de dispositivos como el Oculus Rift, alcanzará su clímax sobre el año 2030 para, una década después, ser reemplazado por sexo con autómatas. Todo ello, debido al avance a pasos agigantados de la robótica y a la tendencia social prácticamente irreversible, que se dará conforme los humanos hagan formar a estas máquinas parte de su vida.

0-QMnvPG_4U1GzDaIs

Esta evolución será gradual y dará comienzo con el auge del sexo en 3D, que será complementado con el uso de juguetes sexuales reales que interactúen con el usuario en su entorno virtual. Las reservas y los prejuicios por mantener relaciones de este tipo con un robot se irán disipando conforme vayan mejorando su comportamiento mecánico, inteligencia artificial y apariencia, llegando a darse el caso de que las personas llegarán a tener una conexión emocional con ellos.

Esta tendencia (y gusto) por el sexo virtual llegaría a tal grado que para 2050 el mercado sexual sería hasta siete veces mayor que el actual, logrando este escenario donde el sexo con robots se volvería más popular, factible y hasta frecuente que el sexo entre humanos ya que las proyecciones del especialista son atrevidas, pero integra el factor de la conexión emocional con los robots, lo que representa un factor potencialmente certero.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *