Natural Machines presentó su nueva creación: Foodini, la impresora de comida. Asi lo informó Lynette Kucsma, cofundadora de la compañía tecnologica.

Kucsma explicó a la cadena CNN: “Es la misma tecnología, pero con los plásticos hay sólo un punto de fusión, mientras que con los alimentos hay diferentes temperaturas, consistencias y texturas.

Además, la gravedad trabaja un poco en nuestra contra, ya que los alimentos no mantienen la forma tan bien como el plástico”.

En la conferencia de tecnología Web Summit en Dublín, el emprendimiento con sede en Barcelona tiene la máquina en exhibición y afirma que es la única de su clase capaz de imprimir un amplio rango de platos dulces y salados.

“En esencia, se trata de una planta de fabricación de alimentos mini reducida hasta el tamaño de un horno”, dijo Kucsma y señaló que por lo menos en la etapa inicial, la impresora estará orientada principalmente a los usuarios profesionales de la cocina. Luego, lanzarán una versión para los consumidores.

Natural Machines señala que la impresora está diseñada para ocuparse sólo de las partes difíciles y las que más tiempo requieren en la preparación de alimentos, y que además son las que disuaden a las personas de cocinar en casa. También afirman que promueve el consumo de alimentos saludables al requerir ingredientes frescos antes de realizar las impresiones.

Sin embargo, la compañía está trabajando con importantes fabricantes de alimentos para crear cápsulas plásticas preempacadas que puedan ser ingresadas a la máquina para preparar la comida. Aseguran que dichas cápsulas no tendrán conservantes y que su vida útil se limitará a cinco días.

El proceso de impresión es lento, pero es más rápido que las impresiones normales en 3D. Aparte de que puede crear diseños complejos, como decoraciones muy detalladas para pasteles o alimentos dispuestos en formas inusuales, la impresora Foodini podría resultar útil para las recetas que requieren precisión y destreza, como la pizza hecha en casa o la pasta rellena.

Actualmente, el dispositivo sólo imprime los alimentos. Luego, estos deben ser cocinados como de costumbre. Sin embargo, un modelo futuro también cocinará la preparación y el producto estará listo para comer.

La idea también viene acompañada de un elemento social. “Hay una pantalla táctil al frente que se conecta a un sitio de recetas en la nube, así que es un aparato de cocina conectado a la internet de las cosas”, dijo Kucsma. Los usuarios también podrán controlar el dispositivo de forma remota utilizando un teléfono inteligente y compartir las recetas con la comunidad

La compañía está completando una ronda de financiamiento y planifica empezar la fabricación en masa en el segundo semestre del próximo año.

Noticia Global / Nature Fotio archivi

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *